¡ENVÍO INMEDIATO POR CORREO ELECTRÓNICO!

Guía de Examen de Admisión UNAM: Examen de Biología

El proceso de selección y admisión a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es sumamente competitivo, ya que es una de las instituciones educativas más prestigiosas de América Latina. Uno de los aspectos clave en este proceso es el examen de biología, el cual evalúa el conocimiento de los aspirantes en esta disciplina.

El examen de biología es de gran importancia debido a que esta ciencia se encarga del estudio de los seres vivos y su funcionamiento, y tiene aplicaciones en diversas áreas como la medicina, la ecología, la genética y la microbiología. Por lo tanto, para poder ingresar a la UNAM, es imprescindible tener un buen dominio de los conceptos y principios básicos de la biología.

El objetivo de esta guía es proporcionar a los estudiantes una herramienta de estudio que les permita prepararse de manera efectiva para el examen de biología de la UNAM. La guía está estructurada en diferentes temas, cada uno de los cuales aborda aspectos específicos de la biología y ofrece ejemplos y ejercicios prácticos para reforzar el conocimiento.

Es recomendable que los estudiantes utilicen esta guía de manera activa, es decir, que además de leerla, la utilicen como una herramienta de estudio y resuelvan los ejercicios propuestos. Esto les ayudará a familiarizarse con el tipo de preguntas que podrían aparecer en el examen y a identificar las áreas en las que necesiten reforzar su conocimiento.

Tema 1: Bioquímica

Conceptos básicos de bioquímica

La bioquímica es la ciencia que se encarga del estudio de las sustancias químicas y los procesos químicos que tienen lugar en los seres vivos. Esta disciplina es fundamental para entender cómo funcionan los organismos vivos y cómo se relacionan con su entorno.

Los compuestos bioquímicos son moléculas constituidas principalmente por carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y fósforo. Estas moléculas desempeñan un papel fundamental en diversos procesos biológicos, como la obtención y utilización de energía, la síntesis de proteínas, la transmisión de información genética, entre otros.

Algunos ejemplos de biomoléculas importantes en los seres vivos son los carbohidratos, los lípidos, las proteínas y los ácidos nucleicos. Los carbohidratos, como la glucosa, son la principal fuente de energía para las células. Los lípidos, como los triglicéridos y los fosfolípidos, desempeñan funciones estructurales y de almacenamiento de energía. Las proteínas, como la hemoglobina y las enzimas, realizan una amplia variedad de funciones en el organismo. Los ácidos nucleicos, como el ADN y el ARN, contienen la información genética y son responsables de la síntesis de proteínas.

Metabolismo celular

El metabolismo celular es el conjunto de reacciones químicas que tienen lugar dentro de las células y que les permiten obtener y utilizar energía. Estas reacciones se dividen en dos etapas principales: catabolismo y anabolismo.

El catabolismo es la etapa en la cual las moléculas complejas se descomponen en moléculas más simples, liberando energía en el proceso. Un ejemplo de una reacción catabólica es la respiración celular, en la cual la glucosa se descompone en dióxido de carbono y agua, liberando energía en forma de ATP.

El anabolismo es la etapa en la cual las moléculas simples se combinan para formar moléculas más complejas, consumiendo energía en el proceso. Un ejemplo de una reacción anabólica es la síntesis de proteínas, en la cual los aminoácidos se combinan para formar polipéptidos.

El metabolismo celular es regulado por enzimas, que son proteínas que aceleran las reacciones químicas sin consumirse en el proceso. Estas enzimas pueden ser reguladas por diversos factores, como la temperatura, el pH, la concentración de sustrato y la presencia de cofactores.

Algunos ejemplos de enzimas importantes en procesos biológicos son la amilasa salival, que descompone los carbohidratos en la boca; la pepsina, que descompone las proteínas en el estómago; y la catalasa, que descompone el peróxido de hidrógeno en el cuerpo.

Tema 2: Genética

Principios básicos de genética

La genética es la ciencia que se encarga del estudio de los genes, la herencia y la variación genética en los seres vivos. Esta disciplina es fundamental para entender cómo se transmiten las características de una generación a otra y cómo se producen cambios en las poblaciones a lo largo del tiempo.

Uno de los principios básicos de la genética es la herencia mendeliana, que establece que los genes se encuentran en pares en las células sexuales y que se transmiten de una generación a otra de acuerdo con ciertas leyes. Estas leyes describen cómo se combinan los alelos de los genes durante la reproducción y cómo se expresan en los individuos.

Algunos términos genéticos importantes son el alelo, que es cada una de las variantes de un gen; el fenotipo, que es el conjunto de características observables en un individuo; y el genotipo, que es la combinación de alelos de un individuo para un gen determinado.

Estructura y función del ADN

El ADN (ácido desoxirribonucleico) es una molécula que contiene la información genética y que se encuentra en el núcleo de las células de los seres vivos. Esta molécula tiene una estructura de doble hélice, en la cual dos cadenas de nucleótidos se enrollan alrededor de un eje central.

La replicación del ADN es el proceso mediante el cual se copia la información genética y se transmite a las células hijas durante la división celular. En este proceso, las dos hebras de ADN se separan y se utilizan como plantilla para sintetizar dos nuevas hebras complementarias.

El ADN es de gran importancia en la transmisión de la información genética porque contiene los genes, que son segmentos de ADN que codifican la síntesis de proteínas. Estas proteínas realizan diversas funciones en las células y son responsables de la expresión de los caracteres observables en los individuos.

Regulación génica

La regulación génica se refiere a los mecanismos mediante los cuales se controla la expresión de los genes, es decir, cómo se decide cuándo y en qué cantidad se transcribe y traduce la información genética.

Existen diversos mecanismos de regulación génica, como la modificación de la estructura del ADN, la modificación de las proteínas que interactúan con el ADN, y la interferencia de moléculas de ARN. Estos mecanismos permiten a las células ajustar su expresión génica de acuerdo con las necesidades del organismo y el entorno.

Algunos ejemplos de enfermedades relacionadas con alteraciones en la regulación génica son el cáncer, las enfermedades genéticas y las enfermedades autoinmunes. Estas enfermedades se caracterizan por una expresión anormal de ciertos genes, lo que lleva a disfunciones en los procesos biológicos y a la aparición de síntomas.

Tema 3: Ecología y evolución

Conceptos básicos de ecología

La ecología es la ciencia que se encarga del estudio de las relaciones entre los seres vivos y su entorno. Esta disciplina es fundamental para entender cómo funcionan los ecosistemas y cómo se relacionan los diferentes organismos que los componen.

La ecología se ocupa de varios niveles de organización, desde el nivel más básico de los organismos individuales hasta el nivel más complejo de los ecosistemas. Algunos de los niveles de organización estudiados en ecología son las poblaciones, las comunidades, los ecosistemas y la biosfera.

Existen diferentes tipos de relaciones entre los seres vivos, como la competencia, la depredación, la simbiosis y la mutualismo. Estas interacciones pueden tener efectos positivos o negativos en los organismos involucrados y pueden ser de corto o largo plazo.

Algunos ejemplos de ecosistemas son los bosques, los océanos, los desiertos y las praderas. Cada uno de ellos tiene características particulares en términos de clima, flora y fauna, y funcionamiento ecológico.

Factores bióticos y abióticos

Los factores bióticos son los componentes vivos de un ecosistema, como los seres vivos y sus interacciones. Estos factores incluyen a las plantas, los animales, los microorganismos y los seres humanos. Los factores bióticos pueden tener un gran impacto en los ecosistemas, ya que pueden influir en la disponibilidad de alimentos, los patrones de reproducción y el equilibrio ecológico.

Los factores abióticos son los componentes no vivos de un ecosistema, como el clima, el suelo, el agua y la luz solar. Estos factores pueden influir en las condiciones ambientales y limitar la vida de los organismos. Por ejemplo, la temperatura y la disponibilidad de agua son factores abióticos que determinan la distribución de los organismos en un ecosistema.

Las interacciones entre los factores bióticos y abióticos son fundamentales para el funcionamiento de los ecosistemas. Por ejemplo, la disponibilidad de agua puede limitar la distribución de las plantas y los animales; a su vez, las plantas pueden proporcionar alimento y refugio a los animales, lo que afecta su abundancia y distribución en el ecosistema.

Adaptaciones y selección natural

Las adaptaciones son características o comportamientos que permiten a los organismos sobrevivir y reproducirse en su entorno. Estas adaptaciones se desarrollan a lo largo del tiempo a través de un proceso llamado selección natural.

La selección natural es un mecanismo propuesto por Charles Darwin para explicar cómo evolucionan las especies. Según este mecanismo, los individuos con características ventajosas para su entorno tienen más probabilidades de sobrevivir y reproducirse, transmitiendo sus características a la siguiente generación.

Las adaptaciones pueden ser de diversos tipos, como adaptaciones morfológicas, adaptaciones fisiológicas y adaptaciones conductuales. Por ejemplo, las jirafas tienen adaptaciones morfológicas como cuellos largos y patrones de manchas que les permiten alimentarse de hojas en las partes altas de los árboles. Los pingüinos tienen adaptaciones fisiológicas como la presencia de una capa de grasa y un plumaje denso que les permite mantenerse cálidos en ambientes fríos. Los lobos tienen adaptaciones conductuales como la organización social en manadas y la caza cooperativa que les permite obtener alimento de manera eficiente.

Tema 4: Fisiología

Anatomía y fisiología del sistema nervioso

El sistema nervioso es el encargado de coordinar y controlar las funciones del organismo. Está compuesto por el sistema nervioso central, que incluye el cerebro y la médula espinal, y el sistema nervioso periférico, que incluye los nervios que se extienden por todo el cuerpo.

El sistema nervioso transmite señales eléctricas y químicas a través de las neuronas, que son las células especializadas en la transmisión de información. Estas señales permiten la comunicación entre diferentes partes del cuerpo y la coordinación de las actividades del organismo.

Algunos ejemplos de trastornos relacionados con el sistema nervioso son la epilepsia, el Parkinson, el Alzheimer y los trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad.

Sistemas respiratorio y circulatorio

El sistema respiratorio y el sistema circulatorio son dos sistemas fundamentales para el transporte de oxígeno y nutrientes en el organismo.

El sistema respiratorio está formado por los pulmones y las vías respiratorias, que incluyen la tráquea, los bronquios y los alvéolos. Este sistema se encarga de la inhalación del oxígeno y la exhalación del dióxido de carbono.

El sistema circulatorio está formado por el corazón, los vasos sanguíneos y la sangre. Este sistema se encarga de llevar el oxígeno y los nutrientes a todas las células del cuerpo y de eliminar los desechos metabólicos.

Algunos ejemplos de enfermedades relacionadas con estos sistemas son la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la hipertensión arterial, la aterosclerosis y la insuficiencia cardíaca.

Función endocrina

El sistema endocrino es un sistema de glándulas que producen y secretan hormonas en el torrente sanguíneo. Estas hormonas actúan como mensajeros químicos y regulan diversas funciones en el cuerpo, como el crecimiento, la reproducción, el metabolismo y la homeostasis.

Algunas de las glándulas endocrinas más importantes son la glándula pituitaria, el tiroides, las glándulas suprarrenales y las gónadas. Estas glándulas producen hormonas como la hormona del crecimiento, la hormona tiroidea, los glucocorticoides y las hormonas sexuales.

Algunos ejemplos de trastornos endocrinos son la diabetes, el hipotiroidismo, el hipertiroidismo y la enfermedad de Cushing.

Tema 5: Microbiología

Introducción a la microbiología

La microbiología es la ciencia que se encarga del estudio de los microorganismos, como las bacterias, los virus, los hongos y los parásitos. Estos microorganismos son invisibles a simple vista pero desempeñan un papel fundamental en diversos aspectos de la vida en la Tierra.

Los microorganismos pueden ser beneficiosos para los seres vivos, ya que participan en procesos como la descomposición de materia orgánica, la fijación de nitrógeno y la producción de alimentos y medicamentos. Sin embargo, también pueden causar enfermedades en los seres humanos, los animales y las plantas.

Algunos ejemplos de enfermedades causadas por microorganismos son la influenza, la tuberculosis, la malaria y el sida.

Fisiología y ciclo de vida de las bacterias

Las bacterias son microorganismos unicelulares que se reproducen mediante un proceso llamado división celular. Durante este proceso, una célula bacteriana se divide en dos células hijas idénticas.

La fisiología de las bacterias está adaptada a una amplia variedad de condiciones ambientales. Por ejemplo, algunas bacterias pueden crecer en ambientes muy ácidos o alcalinos, mientras que otras pueden crecer en ambientes extremadamente fríos o calientes.

Algunos tipos de bacterias son beneficiosos para los seres vivos, ya que ayudan en la digestión de los alimentos, producen vitaminas y protegen contra la invasión de microorganismos patógenos. Sin embargo, otras bacterias pueden causar enfermedades, como la salmonela, la E. coli y la peste bubónica.

Virología básica

Los virus son microorganismos acelulares que dependen de las células de otros organismos para reproducirse. Estos microorganismos están compuestos por una cápsula de proteínas que contiene material genético (ADN o ARN).

Los virus son incapaces de realizar procesos metabólicos por sí mismos, por lo que necesitan infectar una célula hospedadora para replicar su material genético y producir nuevas partículas virales.

Algunos ejemplos de enfermedades virales son la gripe, el resfriado común, el sarampión y el VIH. Para prevenir estas enfermedades, se recomienda la vacunación y seguir medidas de higiene adecuadas.

Conclusiones

En esta guía de estudio hemos abordado los principales temas y conceptos de biología que pueden aparecer en el examen de admisión a la UNAM. Hemos discutido aspectos fundamentales de la bioquímica, la genética, la ecología, la fisiología y la microbiología.

Es importante destacar que el examen de biología de la UNAM evalúa tanto los conocimientos teóricos como la capacidad de aplicar esos conocimientos a situaciones prácticas. Por lo tanto, es fundamental que los estudiantes estudien de manera integral, comprendiendo los conceptos y practicando con ejercicios y problemas.

Para prepararse de manera efectiva, se recomienda utilizar esta guía como una herramienta de estudio activa, resolviendo los ejercicios propuestos y consultando otras fuentes complementarias como libros de texto, apuntes de clase y recursos en línea.

Recuerda que el examen de admisión a la UNAM es competitivo, pero con una preparación adecuada y dedicación, es posible obtener buenos resultados. ¡Mucho éxito en tu preparación y en el examen!

5 comments

  1. ¿Por qué tanto enfoque en bioquímica y genética? ¿Qué pasa con la anatomía y fisiología?

  2. ¡Qué interesante! ¿Creen que la Genética es más complicada que la Bioquímica? 🤔

  3. ¿Bioquímica o Genética, cuál tema te parece más interesante para estudiar? 🧬🔬

  4. Perdita Pazos

    ¡Interesante tema! ¿Creen que la genética juega un papel más importante que la bioquímica? 🤔

    1. ¡Buena pregunta! En mi opinión, la genética y la bioquímica son igual de importantes y están interconectadas. Ambas disciplinas son fundamentales para comprender la complejidad de los procesos biológicos. No creo que una sea más relevante que la otra, sino que se complementan. ¡Un debate interesante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

100% Pago Seguro

PayPal / MasterCard / Visa / MercadoPago / Oxxo